Anuncios
Novedades

Diferencias entre tu alma gemela y el amor de tu vida

La diferencia que debes entender entre el amor de tu vida y tu alma gemela

Anuncios

Por Olympia Villagran publicado en Cultura Colectiva

Glorificar el dolor es lo que te ha llevado a tan tremenda confusión: el amor de tu vida y tu alma gemela no son la misma persona. Los budistas siempre han predicado que quien te paraliza o acelera el corazón, quien te pone a temblar de pies a cabeza, quien debilita tus venas y sentidos, no es –para nada– tu amor eterno. Ése es quien no te propicia agitación, ansiedad o miedo, mucho menos dolor, incertidumbre o tristeza. Tu alma gemela –o varias de ellas– pueden llegar de muchos lugares, en ciertas formas y en diferentes intensidades: tumbando paredes, arrancando pisos y sacudiendo el alma –es cierto– pero aquella persona en quien te reflejas y viceversa, sólo puede ser la que arriba a tu vida en paz, con ternura, paciencia y la única intención de amar.

Las diferencias entre todas las parejas que tendrás a lo largo de tu vida no se reducen a lo que les gusta, lo que anhelan o lo que te aportan, sino a la conexión –más allá de lo terrenal– que formarás con cada una. Tal vez la Real Academia Española no se equivocó al definir el amor como un sentimiento intenso del ser humano que partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. De hecho, la mayoría ha acogido –de manera consciente o inconsciente– esta definición como la absoluta. Para muchas parejas “sufrir por amor” es completamente aceptable y hasta habitual; es verdad, la miel se termina y la perfección se disipa con el paso del tiempo en cualquier relación, pero eso no significa que el dolor, la indiferencia y la violencia deban aparecer (por lo menos no cuando se trata del amor de tu vida).

Tu amor verdadero te inspirará a ser una mejor persona, pero tu alma gemela te romperá el corazón para que te conviertas en alguien mejor. Cuando encuentres con quien pasar el resto de tu vida aprenderás que esa persona es quien impide que la realidad te sofoque; en cambio, tu alma gemela es quien en algún momento sentirás que te ahoga y por ello –en algún punto– te verás en la necesidad de escapar de ella.

Es verdad que tu alma gemela te hará vibrar como nunca antes lo has sentido; no obstante, muchas cosas en la vida podrían provocarte tal emoción. El amor es único, no se intenta, no se busca ni se demanda; se siente, encuentra y recibe sin prejuicios ni pretextos. Así que cuando encuentres a tu “otra mitad” no dejarás de sentirte arropado, conmovido y hasta agobiado por un montón de sentimientos, pero cuando te topes con el amor de tu vida desearás una sola cosa: pasar el resto de tus días a su lado.

La compatibilidad y conexión entre uno y otro también son muy diferentes. Mientras aquella persona que te lleva a reaccionar como ninguna otra, también te hace sufrir como jamás lo imaginaste, el amor de tu vida jamás permitirá y mucho menos provocará que padezcas. Tu alma gemela se cruzará en tu camino para –en primer lugar– alejarte de la soledad, para ayudarte a conocerte más y mejor a ti mismo y empujarte a crecer como ser humano, en todos los sentidos. Esa persona es tu espejo y tú eres el suyo; lo que amas en el otro es lo que admiras en ti y lo que no soportas del mismo es lo que odias de ti. Por ello, la relación con tu alma gemela tiene una fecha de caducidad; nadie soporta tanta verdad, nadie se siente cómodo al mirar todos sus defectos en un espejo.

El amor, la pasión y atracción entre almas gemelas es radical, así como su final. Esa persona con quien compartes tantos pensamientos, gustos e intereses no es con quien encontrarás el lazo perpetuo, pero si es quien te llevará hacia los brazos del amor de tu vida. En ese hombre o esa mujer descubrirás que quien te ama no te deja ir para comprobar si fuiste suyo, entenderás que la inmortalidad existe y que las heridas no son necesarias para aprender ninguna lección.

El amor de tu vida jamás dudará de ti, mucho menos de lo que quiere contigo. Será sencillo, involuntario y evidente saberte y sentirte acompañado de forma incondicional por esa emoción eterna y etérea. Es obvio que habrá discusiones, desacuerdos y malentendidos, pero nada trascenderá más allá de la intención de conocerse y comprenderse entre ambos para mejorar juntos. Con él o ella serás simplemente tú, sin disfraces, mentiras ni apariencias. Mientras tu alma gemela te incitará a cambiar para cumplir todas y cada una de sus expectativas, el amor de tu vida se volverá tu mejor amigo, familia, pareja y mejor amante, para nunca hacerte sentir insuficiente o inseguro.

Entiende la diferencia entre amar y estar enamorado, además se dice que  a lo largo de nuestra vida todos tenemos dos grandes amores.

 

Acerca de Flor de Guadalupe Ortíz Gómez (116 Artículos)
Mi pasión es la ciencia, la investigación y la ingeniería pero yo siempre he pensado que eso no esta peleado con el arte, la cultura, la literatura y el pensamiento critico. Soy mexicana pero actualmente vivo en Madrid, España. Mi propósito es generar contenido interesante en Internet de una forma bien fundamentada. Contáctame para cualquier comentario o sugerencia que tengas sobre la página o si deseas que publiquemos algo en tu nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: