Anuncios
Novedades

Diamantes de sangre

Los Diamantes de sangre también son conocidos como los Diamantes de conflicto. Estos diamantes se utilizan para financiar a los países en guerra y su extracción atenta contra los derechos humanos.

El diamante es una piedra preciosa y uno de los minerales más duros que existen en el planeta tierra. Son piedras muy deseadas y mayormente por las mujeres, ¿a quién no le gustaría llevar aunque sea uno en una de sus joyas? Son bastante caros y no están al alcance de la mayoría de las personas, solo unos pocos afortunados pueden permitírselo pero… si eres de los que le gusta llevar diamantes puros, ¿alguna vez te has preguntado cómo es su historia?

Los diamantes fueron descubiertos en en el continente africano, cuando se descubrió su valor se comenzó a luchar por ellos. Los países europeos controlaron las minas africanas explotan tanto a mujeres y hombres como a niños, sin importarles nada más que el conseguir el mayor número de diamantes para hacerse de oro. Si algún esclavo se negaba a trabajar, no les temblaba el pulso para castigarles cortando sus brazos. Por esto mismo, los diamantes que proceden de África, se les conoce como Diamantes de sangre.

virginia-y-cynthia-2-5-638

Estos diamantes tenían que haber servido para sacar de la pobreza a las personas africanas que hoy en día se mueren de hambre y enfermedad, pero en lugar de eso, solo sirvieron para crear más conflictos e incluso guerras y explotar a la población.

Los Diamantes de sangre también son conocidos como los Diamantes de conflicto. Estos diamantes se utilizan, o quiero pensar que se utilizaban, para financiar a los países en guerra y su extracción atenta contra los derechos humanos.

Naciones Unidas dictó una resolución contra este sector del diamante, y dentro de esta resolución está el Proceso Kimberley creado en 2003. Este Proceso asegura que los diamantes que se extraen no vayan destinados a financiar conflictos bélicos convirtiéndolos en “diamantes limpios“, es decir, lucha contra la exportación y venta de los diamantes de sangre. Aunque este Proceso ya tenga casi quince años, aún necesita mejorarse porque sigue habiendo diamantes que se escapan a su control.

o_mina-de-coltan

Este mismo Proceso de Kimberley desarrolló un Sistema de Certificación, y para obtener dicha certificación es necesario que cada cargamento de diamantes en bruto que cruce una frontera internacional se someta a una prueba de manipulaciones. Además, ha de ir acompañado de un certificado del Proceso de Kimberley con validación gubernamental.

La exportación de diamantes solo se le permite a los países que formen parte de este Sistema, y si algún país lo incumple puede ser expulsado y se le prohibiría la exportación de sus gemas.

Un ejemplo de esto último, es la República del Congo que fue expulsada en 2004 por no demostrar el origen de sus piedras, teniendo que mejorar sus mecanismos de control hasta conseguir que la volviesen a aceptar en 2007.

Antes de que Naciones Unidas dictara la resolución, ya se luchaba por acabar con esta salvajada. Los alemanes, en 1908, trasladaron por primera vez a África una máquina de rayos X para radiografiar los cuerpos de los mineros, que podían esconderse dentro de ellos estos diamantes.

maxresdefault

Hoy en día cabe la opción de visitar las minas pagando 20 dólares a los soldados que las vigilan, sin importarles nada que los extranjeros fotografíen a los niños que están trabajando en ellas y sin entender que las vidas de estas personas valen mucho más que la cantidad de diamantes que extraen.

Como noticia sobre este tema, he de destacar que hay rumores que hablan de que el presidente Donald Trump de Estados Unidos permitirá que estos “Diamantes de sangre” se vuelvan a comercializar. Con esto, lo que pretende es que las empresas de su país compren materias primas que financien a los grupos armados de la República del Congo.

 

 

Anuncios
Acerca de mariarahona (34 Artículos)
Mi nombre es María. Me gusta la sencillez y lo directo porque así es como se entienden bien las cosas, no vale irse por las ramas. La fotografía y la moda me dan la vida, y que decir de los viajes... No hay nada más bonito que conocer países y culturas, entre otras cosas. Nunca me ato a nada y me gusta disfrutar la vida, me defino como una hoja movida por el viento. Sé que las cosas pasan por algo y ese algo siempre es bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: