Anuncios
Novedades

Cómo cumplir tus propósitos este 2017 y no morir en el intento

Si la vida no es una locura... ¿entonces para que vivirla?
img_1835

Brindis de año nuevo

Otro año voló, y justo ha llegado la época en que te replanteas todo lo que paso este año y todos los objetivos que pudiste cumplir y los que no.

Para algunos es frustrante mirar en este punto del año los resultados de todos los propósitos que hicieron al inicio del 2016.

Todos los años decimos lo mismo: “Este año va a ser diferente”

Si tú siempre has escrito tus propósitos de año nuevo, puedes prometerte que este es el año en el que finalmente vas a hacer ejercicio, comerás más saludablemente, pasarás menos tiempo en la oficina o dedicarás más tiempo a la familia. Puedes prometer que dejarás de fumar, que aprenderás una nueva habilidad, que estarás menos estresado, o que no permitirás nunca más que la ropa sucia se amontone.

O es posible que estés en el otro extremo del espectro. Mucha gente se ha prometido no hacer propósitos en el año nuevo porque sienten que es pérdida de tiempo, piensan que no es posible llevarlos a cabo y que sólo los harán sentirse más frustrados al final del año.

Diversos estudios concluyen que el 20% de los propósitos de año nuevo se pierden dentro de la primera semana de enero, y por lo menos el 80% se abandonan a lo largo del año.

Pero la gran pregunta es: ¿Porqué?
Y otra pregunta aún más grande es:
¿Qué podemos hacer para remediarlo?

Aquí exploraremos las razones más importantes por las cuales no se cumplen las promesas de principios de año para que evites cometer esos errores:

  • El pensamiento de “todo o nada”.  El primer obstáculo que nos ponemos para poder cumplir satisfactoriamente nuestros propósitos es el pensamiento de “todo o nada”, pues en lugar de enfocarnos en los progresos que tenemos nos vamos al extremo de “éxito o fracaso”, por ejemplo si uno de nuestros propósitos fue bajar de peso a un ritmo de 2 kg por mes y a finales de enero notamos que solo bajamos 200 g, sentimos que estamos fracasando y dejamos de esforzarnos. Recuerda no todo en la vida es blanco o negro, y valora tus progresos, y si en un inicio se encuentran por debajo de lo esperado no es razón para desanimarte, al contrario, es una razón muy fuerte para seguir adelante.
  • El efecto de avalancha. Junto al punto anterior se encuentra el “efecto avalancha”.Todos hemos experimentado el efecto de avalancha permitiendo que una caída menor se convierta en una recaída mayor y dé por resultado un colapso total. Las personas que hacen dietas frecuentemente sufren de este efecto de avalancha, porque siempre piensan que están “en” una dieta o “fuera” de ella. Cualquier pequeño obstáculo los lleva a pensar que han “roto” la dieta y se sienten mal. Si a lo largo del año llegas a incumplir alguna de tus metas, no es razón para dejar todo tirado.
  • No tomar en cuenta el progreso y estancarse en los retrocesos. “La Ley del efecto” es la ley más importante en psicología. Es simple, dice que las acciones seguidas por recompensas son reforzadas y es mucho más probable que se vuelvan a repetir. Parece obvio, pero la mayoría hace justamente lo contrario. Estudio tras estudio han demostrado que las personas que intentan hacer cambios en su vida  y “fracasan”, se esfuerzan muy poco en recompensar sus avances y mucho en castigarse por los retrocesos. Retomando ejemplos sobre las personas que quieren hacer dietas suelen hacer esto todo el tiempo. Por ejemplo, después de dos semanas de comer saludablemente y hacer ejercicio se compran un helado, y en lugar de premiarse a sí mismos por esas dos semanas de sólido progreso, se castigan por causa de un retroceso menor.

15328266_1179756702079006_1132572339_n

  • No tener un plan. Un propósito de año nuevo suele fracasar porque la meta no se cumplirá hasta finales del año que apenas va a comenzar, esto significa que no solemos tenemos un objetivo a corto plazo que nos impulse a seguir adelante con el propósito. Por ejemplo, si nuestro propósito es aprender un nuevo idioma, tenemos que comenzar haciendo un plan o cronograma que describa que escuelas o programas de nos interesan para aprender el idioma, que días a la semana tenemos pensado dedicarle al estudio del idioma nuevo y en que fecha deberíamos de haber comenzado ya a estudiarlo. Depende el tipo de propósito pero para algunos si no  hacemos un plan más concreto, podemos irlo posponiendo hasta que llegamos a mitad de año sin haber incluso iniciado.
  • El síndrome de “sería bueno lograrlo”. Enfrentémoslo, para la mayoría de las personas, sus propósitos son “agradables de tener” no “necesarios de tener”. Es cierto que les gustaría estar en forma, o dejar de fumar, o tener mejores relaciones, o lo que sea. Lo importante es visualizar tus propósitos como algo que necesitas para mejorar tu estilo de vida y no como algo que solo “sería bueno”. Cuando hagas parte de ti esos cambios, no tendrás otro remedio que esforzarte por conseguir aquello que hará que mejore tu estilo de vida.
  • No tener visión. El poder motivador de cualquier meta viene de verdaderamente comprender porqué lo quieres. Por ejemplo el sólo hecho de querer perder 5 kilos sólo porque sí, puede ser una buena meta pero no será suficiente para motivarte cuando tengas que hacer sacrificios o sufras retrocesos. Pero sí tendrás esa motivación si sabes que mantenerte en forma significará tener más energía para jugar con tus hijos o para ir a una excursión con tus amigos.
  • Haces demasiados propósitos. Es más fácil enfocarse en una o dos metas, que en 10 o 20. No hagas una lista inmensa de propósitos, elige dos o tres que sean importantes para ti. Si los logras antes de que el año termine, ¡fantástico! Entonces puedes elegir uno o dos más a mediados de año.
15403262_1179756698745673_141443894_n

¿Qué propositos elegir?

Cualquier día del año es bueno para ponerte a pensar como puedes mejorar tu estilo de vida, como puedes realizar sueños y metas profesionales. Lo importante es que siempre tengas claros tus objetivos.

Espero que este artículo te haya servido para ir preparando tus próximos objetivos para este 2017. 

 

 

15320472_1179756695412340_1724630498_n

Propósitos de año nuevo

Facebook mide tu inteligencia y tú no lo sabías

Anuncios
Acerca de Flor de Guadalupe Ortíz Gómez (119 Artículos)
Mi pasión es la ciencia, la investigación y la ingeniería pero yo siempre he pensado que eso no esta peleado con el arte, la cultura, la literatura y el pensamiento critico. Soy mexicana pero actualmente vivo en Madrid, España. Mi propósito es generar contenido interesante en Internet de una forma bien fundamentada. Contáctame para cualquier comentario o sugerencia que tengas sobre la página o si deseas que publiquemos algo en tu nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: